LOGOTIPO2

vosseler cabecera

  • Inicio
  • Protesis
  • Un dedo biónico logra transmitir información sensorial a un amputado
Miércoles, 09 Marzo 2016

Un dedo biónico logra transmitir información sensorial a un amputado

Visitas: 1943 Publicado en Amputaciones Prótesis

Un dedo biónico logra transmitir información sensorial a un amputado

Es una buena noticia para las personas que hayan sufrido algún tipo de amputación. Precisamente se trata del reto fundamental de las prótesis, especialmente de las biónicas, lograr que la persona no sólo pueda manejar la prótesis como si se tratara de su miembro original (se ha logrado que las personas amputadas muevan sus prótesis con la mente gracias a conexiones neuromusculares), sino también recuperar la información sensitiva del mismo. Sin duda esta noticia acerca mucho más esa posibilidad.

No es el primer avance que se hace en este sentido. Hace apenas unos años que se lograban extremidades con un sentido del tacto similar al natural que, gracias a esto, lograban también eliminar el dolor del miembro fantasma. En este caso la información que recibe el cerebro mediante este dedo biónico se acerca mucho más a la sensibilidad de nuestras propias yemas, de forma más sofisticada y en tiempo real.

El desarrollo es obra del Swiss Federal Institute of Technology y el Sant’Anna School of Advanced Studies de Italia. Juntos han convertido a Dennis Sørensen,el paciente, en la primera persona del mundo en reconocer texturas por medio de la punta del dedo biónico, conectado a electrodos que fueron implantados quirúrgicamente por encima del muñón de su brazo a través de una máquina, y esta a su vez al dedo.

Sørensen permanecía con los ojos vendados, con los electrodos de su muñón conectados a la máquina, mientras esta controlaba los movimientos del dedo biónico sobre distintas superficies: piezas de plástico grabadas con formas lisas o rugosas. Conforme el dedo “tocaba” la pieza, los sensores del mismo emitían una señal eléctrica similar a la que genera nuestro propio sistema nervioso, y de ahí pasaba al paciente. El resultado fue una tasa de acierto del 96% para distinguir entre lisas y rugosas.

En pruebas anteriores el paciente pudo distinguir formas y suavidad, pero en esta nueva prueba el nivel de sensibilidad táctil fue mucho mayor. Se hizo la misma prueba con personas no amputadas mediante implantes temporales, que curiosamente sólo acertaron las texturas con una tasa del 77%. Sin embargo, tanto con no amputados como con personas amputadas se observaron las señales de EEG mientras tocaban diferentes texturas para verificar que la información que se transmite en ambos casos es la misma.

Fuente: Teknlife

Fuente: Reuters