LOGOTIPO2

vosseler cabecera

  • Inicio
  • Editorial
  • El futuro del amputado pasa por la formación de los técnicos protésicos

El futuro del amputado pasa por la formación de los técnicos protésicos

Jueves, 17 Diciembre 2009 Visitas: 1799

El futuro del amputado pasa por la formación de los técnicos protésicos

En los últimos 20 años, la protésica y sus componentes han tenido una evolución continúa y los resultados a día de hoy son evidentes por si mismos, el colectivo de amputados en España puede dar fe de ello. Esto ha sido gracias a la empresas fabricantes con sus programas de I+D+i.

 

En paralelo a estos avances, también, han ido los altos costes de estas prótesis, pero no se puede decir lo mismo de la preparación -acorde a estos materiales- de la mayoría de los profesionales que adaptan estos componentes al usuario, esto es, a los miles de pacientes amputados en España que son los receptores finales de ellos. Luego el proceso falla en este eslabón de la cadena y en muchas ocasiones con grave perjuicio tanto en el aspecto físico como en el económico para el usuario de las mismas.

 

Se hacen necesarios y urgentes unos estudios reglados, es decir de nivel universitario para las futuras generaciones de estos profesionales, al igual que un reciclaje a fondo de muchos de los ortopédicos que están en ejercicio. Principalmente, por dos razones de igual peso: una de ellas es preservar la salud y calidad de vida del usuario y otra, por la contraprestación, es decir, el costo de las prótesis debe llevar consigo una buena atención y perfecta adaptación de estas.

 

Los incipientes programas y vías de investigación científica que ANDADE está poniendo en práctica con los pacientes amputados, aplicados al estudio de las repercusiones de los daños corporales por el uso diario de estas prótesis, así como la aplicación de la Biomecánica y Análisis de la Marcha ponen en manifiesta evidencia las carencias y fallos de los profesionales responsables de poner al paciente amputado al final del proceso de la protetización en óptimas condiciones para reinsertarse a la vida cotidiana.

 

Es por esta grave y clara contradicción, por lo que se hace necesario que los órganos colegiados o federados de esta rama de la protésica, tomen urgentemente las medidas que ellos consideren oportunas para paliar este desfase en el proceso de la protetización y así poner en el valor que le corresponde a este digno oficio.

También a estos mismos órganos directivos, les interesa de forma directa y urgente salvaguardar con las medidas correctoras que estimen más pertinentes, el intrusismo de algunos elementos introducidos en este oficio y que con su mala praxis no hacen otra cosa que desprestigiar al gremio de la Ortopedia.

 

Los pacientes amputados solo se limitan a costear estos materiales para poder tener un vida sana, útil y productiva. Poniéndose en manos de su protésico y confiando en la buena voluntad de éste, luego, es justo que los primeros exijan una perfecta atención y servicios del segundo, con arreglo al contrato verbal establecido pues, se da la paradoja que a día de hoy no está establecido o protocolizado que el Técnico Protésico tenga “la obligación” de extender un contrato por escrito y contractual de garantías por la prestación, adaptación y entrega de estos componentes protésicos.

 

Además de muy poco puede servir a las Asociaciones de Amputados como es el caso de ANDADE, luchar por conseguir que la Administración Sanitaria se haga cargo del coste íntegro de estas prótesis, si los encargados y por lo tanto responsables de adaptarlas no están lo suficiente preparados y actualizados tanto con arreglo a la tecnología como a la tipología del paciente amputado.

 

Por otra parte, sería recomendable por el bien de este amplio colectivo de amputados, que es en definitiva el motor que impulsa esta gran industria, (junto con la crisis por la que se atraviesa), que tanto Fabricantes como Ortopedias hicieran un esfuerzo común, rebajando los márgenes comerciales ya de por si “generosos” y en tanto en cuanto la Administración Sanitaria no se haga cargo del coste de las mismas.

 

España, dentro de la Comunidad Económica Europea y más en concreto a los países de nuestro entorno más cercano, tendría que estar desde hace años a la par del resto de estos países más avanzados en este campo pero esto solo se conseguirá, con el estudio, preparación y práctica de estos Técnicos Ortopédicos en todas las disciplinas que interviene la protésica.

 

Seguro que todo el colectivo de Pacientes Amputados de España, así se lo reconocerán y agradecerán.

 

ANDADE