LOGOTIPO2

Viernes, 16 Septiembre 2022

Amputación traumática: la asociación que trabaja en Euskadi para “hacérselo más fácil” a las personas afectadas

Visitas: 123 Publicado en Articulos Andade

“Si algo me motiva es echar una mano a la gente, que sigan adelante, porque la vida continúa”, anima este guipuzcoano que sufrió la amputación de su pierna derecha

Cuando salió del quirófano y vio que no tenía la pierna, le costó Dios y ayuda tragar saliva. “El ser humano cuando nace, lo hace por lo general con todas sus facultades. Hemos visto, hemos caminado, hemos hecho muchas cosas con nuestro cuerpo. Pero repente todo cambia. Cuando por desgracia perdemos parte de él, nos cuesta aceptarlo porque hemos nacido con ello, y ese brazo o esa pierna nos ha sido muy útil”, trata de explicar Manuel Quesada. Solo quien ha pasado por ello sabe realmente de qué habla.

Este vecino de Errenteria pertenece a la Asociación Nacional de Amputados de España, Andade, que trabaja por mejorar la calidad de vida y “hacérselo más fácil” a quienes sufren por diversas causas una amputación

Una ayuda con la que este guipuzcoano no contó tras aquella intervención de 2010. “Si algo me motiva es poder echar una mano a la gente, que sigan adelante, porque la vida continúa”, remarca.

 

Período de asimilación

“La verdad es que al principio no tienes ganas de muchas historias. Tienes que asimilar o digerir que has perdido parte de tu cuerpo físico. Cuando nos quitan algo interno, por cultura, lo tenemos más aceptado, pero en cambio nos venimos abajo cuando nos amputan una pierna o un brazo”, reconoce. 

“Nunca queremos ver la situación real y nos aferramos a un posible alternativa, pero no cabe más remedio que aceptar la realidad”

Manuel Quesada - Vecino de Errenteria que sufrió una amputación

Clasifica a los afectados en dos grupos. Por un lado, dice, está los amputados que han sufrido un accidente de tráfico o laboral, casos de los que se hacen cargo las mutuas y aseguradoras. El otro gran colectivo es el que él mismo representa: pacientes aquejados por una enfermedad, que dependen directamente de la sanidad pública. 

A pesar de que la asociación Andade es una organización importante a nivel estatal, el delegado en el País Vasco lamenta que el movimiento asociativo en Euskadi sea apenas inexistente y se limite a una quincena de personas. “Hay muchos afectados que te llaman exclusivamente para ver qué les ofreces, o qué les das”, admite el errenteriarra, que a pesar de todo no pierde el ánimo para continuar ayudando. 

Entre las acciones a emprender está remitir un escrito al Hospital Donostia para saber “por qué tras quince años sin haber hecho uso de ese decreto, tienen que hacerse cargo los pacientes ahora de sus miembros amputados”

FUENTE: NOTICIAS DE GIPUZKOA

Leave a comment

You are commenting as guest.