LOGOTIPO2

casa

Lunes, 23 Agosto 2021

La neuroprótesis desarrollada por el MIT puede devolver la sensación a los amputados

Visitas: 64 Publicado en Articulos Andade

A menudo hemos sido testigos del importante papel que juega la tecnología en la medicina. La evolución de uno permite que el otro sea mucho más receptivo y eficiente, además de permitir nuevas funciones como las actuales. El MIT ha desarrollado una neuroprótesis: una mano que puede cambiar vidas, devolviendo sensaciones a quienes han sido amputados.

El dispositivo es de bajo costo y el usuario tarda unos 15 minutos en aprender a usarlo.

El campo de la neuroprótesis ha avanzado de forma positiva y significativa en los últimos años. Sin embargo, la tecnología disponible, así como los valores asociados, aún no es accesible para todos aquellos que se encuentran, por diversas razones, amputados.

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) está desarrollando constantemente dispositivos que contribuyen significativamente a una mejora considerable en la calidad de vida de las personas. Esta vez, junto con la Universidad Jiao Tong, en Shanghai, el instituto desarrolló una neuroprótesis, que pesa alrededor de medio kilogramo y cuesta alrededor de 500 dólares en componentes. Consiste en una mano inflable hecha de un elastómero llamado EcoFlex que podría dotar a los amputados de cierta sensibilidad previamente perdida.

"Esto todavía no es un producto, pero el rendimiento ya es similar o superior a las neuroprótesis existentes, lo que nos emociona. Existe un enorme potencial para hacer que esta prótesis blanda sea de muy bajo costo para las familias de bajos ingresos que han sufrido una amputación."

Al contrario de lo que a veces se desarrolla, la neuroprótesis no utiliza motores eléctricos. A su vez, tiene un sistema neumático que hincha y dobla los dedos en forma de globo. La mano puede asumir varias posiciones y agarres, lo que permite al amputado realizar acciones como acariciar a un gato o agarrar un helado. Para entender qué quiere gesticular el usuario, utiliza un software que decodifica la electromiografía que el cerebro envía a una de las extremidades.

Durante las pruebas, los dos voluntarios tardaron unos 15 minutos en comprender el funcionamiento de la neuroprótesis, habiendo escrito con un bolígrafo y apilando fichas.

FUENTE: NOTICIASRTV

Leave a comment

You are commenting as guest.